En las playas de Seilebost de la isla de Harris, en Escocia, apareció muerto un cachalote que había encallado el jueves pasado. Luego de que la Scottish Marine Animal Stranding Scheme (SMASS) revisara al gigante animal, encontraron que tenía más de 100 kilos de basura en su interior.

De hecho, la entidad Luskentyre Beach – Isle of Harris, que se encarga de limpiar las playas de la zona, publicó en su página de Facebook algunas fotografías para llamar la atención de la sociedad.

CNN publicó un artículo en el que indica que la SMASS dijo que la mayoría de los desechos eran escombros del sector de la construcción y la pesca.

“La organización no pudo encontrar evidencia de que la basura hubiera bloqueado los intestinos de la criatura, pero la cantidad de escombros podría haber jugado un papel en haber quedado estancada”, dijo CNN.

Publicidad

Finalmente, el medio aclaró que, por el gran peso del joven cachalote, tuvieron que enterrarla en la playa, pues no pudo ser movida del lugar.