Una historia que hoy muy pocos conocen es la de Julio Medina, un actor chinquinquireño destacado que gracias a su ambición y, de cierta forma, a su rebeldía, logró triunfar en Hollywood para hacer realidad su sueño de convertirse en actor. Esta esta la historia que le contó a «A las 12», del Canal 1.