Fueron varios los barrios de Guadalajara, México, que despertaron este fin de semana con sus calles cubiertas de nieve de hasta 1.5 metros.

La tormenta del 30 junio fue la culpable del fenómeno natural que, sorpresivamente, dejó varios vehículos atrapados en el hielo.

Te recomendamos: Hermanos cruzan Times Square por un cable a 400 metros del suelo

Bomberos de Guadalajara y otros organismos de protección de Jalisco trabajaron para limpiar las calles y evaluar los daños causados por la sorpresiva tormenta que no dejó víctimas, pero sí un escenario blanco que fue protagonista en redes sociales.

Según autoridades, más de 450 casas quedaron afectadas por la nieve en Guadalajara y Tlaquepaque, en el estado de Jalisco. Según presidente municipal de Guadalajara, Ismael Del Toro Castro, en la historia jamás se había registrado un evento similar.