Por: AFP

El nobel de literatura hispano-peruano Mario Vargas Llosa clausuró este domingo la multitudinaria manifestación de Barcelona contra la independencia de Cataluña asegurando que «la democracia española está aquí para quedarse, y ninguna conjura independentista la destruirá».

«Queremos que Cataluña vuelva a ser la capital cultural de España como era cuando yo vine a vivir aquí», dijo Vargas Llosa, que vivió en la capital catalana en los años 1970, y acusó al nacionalismo de causar «estragos».

Te recomendamos: España sigue dividida y en tensión por Cataluña

«La pasión puede ser destructiva y feroz cuando la mueven el fanatismo y el racismo. La peor de todas, la que ha causado más estragos en la historia, es la pasión nacionalista», prosiguió el escritor desde el escenario, instalado frente a la Estación de Francia, donde concluyó la marcha.

«España también es una tierra de libertad, de legalidad, eso, el independentismo no lo va a destruir», sostuvo.

«Se necesita mucho más que una conjura golpista (…) para destruir lo que han construido 500 años de historia, no lo vamos a permitir», afirmó.

«Aquí estamos ciudadanos pacíficos que creemos en la coexistencia y la libertad. Vamos a demostrarles a esos independentistas minoritarios que España es un país moderno».

Mira también: Piqué reafirma su compromiso con España y pide diálogo en Cataluña

Publicidad

Los independentistas, dijo refiriéndose a España, constituyen «una conjura que quiere reducirlo a un país tercermundista», añadió, concluyendo su discurso con un «¡viva la libertad, visca Catalunya, viva España!».