Luego de la denuncia de diferentes actrices por el abuso y acoso sexual que sufrieron del productor cinematográfico Harvey Weinstein, un nuevo escándalo sacude al mundo del espectáculo invitando a denunciar y a reflexionar.

Se trata de la cantante canadiense Alice Glass, quien dio a conocer, a través de su cuenta de Twitter, el desgarrador caso de abuso que sufrió durante años por su compañero del grupo de música electrónica, el productor y compositor Ethan Kath.

Glass acusó al exvocalista del dúo electrónico Crystal Castles de haberla atacado sexualmente y agredido física y sicológicamente.

La carta, que se ha viralizado en redes sociales explica «porqué dejó Crystal Castles» tras ocho años.

Asegura que conoció a Kath, de nombre real Claudio Palmieri, cuando estaba en décimo grado y éste logró manipularla luego de buscarla durante mucho tiempo.

«Él descubrió mis inseguridades y las explotó: usó las cosas que aprendió sobre mí en mi contra. Durante un período de muchos meses, él me dio drogas y alcohol y tuvo relaciones sexuales conmigo en una habitación abandonada en un departamento que el manejaba. No siempre fue consensuado«, dijo.

Publicidad

La artista reveló episodios de violencia de los que fue víctima por parte de su excompañero de banda, quien no la dejaba tener celular, ni tarjeta de crédito.

También denuncia que le controlaba sus correos electrónicos y le restringió el uso de las redes sociales e incluso la comida.

«Él me sostuvo sobre la escalera y amenazó con tirarme. Me levantó sobre sus hombros y me tiró sobre el concreto. Me tomó fotos el ropa interior y las publicó en línea. Traté de irme, y él juró que nunca volvería a suceder, que nunca volvería a abusar físicamente de mí. Y entonces el abuso psicológico y emocional más severo tomó su lugar» añadió.

Foto: Frode Ramone / (CC BY 2.0)

«Dejar Crystal Castles fue la decisión más difícil que he tomado, esa banda era todo para mí. Mi música, mis actuaciones y mis fanáticos eran todo lo que tenía en el mundo. Me di por vencida y comencé de nuevo porque quería pero porque tenía que hacerlo», concluyó Glass.

VANESA PERALTA – CM&