contraer-imagen done error basura notificaciones notificaciones-outline persona expandir-imagen search youtube instagram twitter facebook play clock selector arrow gallery share google-plus close whatsapp w-gallery w-video w-text

Entretenimiento

El alcohol sigue deteriorando el cerebro incluso luego de dejar de consumirlo

iStock

04-Abr-19

Un estudio publicado por la revista especializada JAMA Psychiatry indicó que al menos durante las seis primeras semanas (el periodo estudiado) de abstinencia luego de dejar el licor, los daños cerebrales, particularmente en la materia blanca, continúan.

Este estudio realizado por un grupo de investigadores de distintos institutos de universidades de España, Alemania e Italia analizó resonancias magnéticas practicadas a personas en proceso de desintoxicación con un promedio de edad de 46 años, comparándolos con otro grupo de 36 sujetos sin problemas de alcohol en un rango de edad similar.

Uno de los principales retos que presentó este estudio fue que los individuos con dependencia al alcohol usualmente son policonsumidores, como indicó Santiago Canals, jefe del grupo de investigación, al diario El Mundo. Esto quiere decir que además de licor, los sujetos, en muchos casos, también fumaban, consumían drogas o tenían algún tipo de enfermedad psiquiátrica.

Lee también: Consumo de alcohol, sobrepeso y falta de actividad física aumentan riesgo de cáncer de seno

Para eliminar esos factores los investigadores llevaron a cabo una muestra paralela con ratas: animales cuyo cerebro se asemeja al del ser humano. Estas eran exclusivamente dependientes del alcohol.

Durante el periodo de seis semanas posteriores a dejar de consumir alcohol, el periodo de abstinencia mostró que, tanto en ratas como en humanos, el hemisferio derecho y el área frontal del cerebro siguen presentando alteraciones.

El estudio apunta a que si bien la toxicidad del alcohol cesa una vez deja de consumirse, los efectos inflamatorios y otros cambios perduran. Según los investigadores esto podría explicar la fácil recaída para una persona con problemas de alcoholismo y que ese periodo de abstinencia inicial de seis semanas es clave para llevar a cabo un tratamiento óptimo para su recuperación.

También te puede interesar