Si está sufriendo porque tiene préstamos con entidades financieras y ya está en mora, con la nueva normatividad que lanzó la Superintendencia Financiera podrá solucionarlo. Uno de los beneficios para los usuarios es que su calificación crediticia no se verá afectada.

Las personas podrán acceder a esta redefinición “siempre y cuando durante los últimos seis meses la obligación no haya alcanzado una mora consecutiva mayor a 60 días para microcrédito y consumo; y 90 días para comercial y vivienda”, señaló la entidad por medio de la circular 026 de 2017.

No obstante, este no es un derecho automático, pues la SuperFinanciera enfatiza en que cada entidad bancaria es libre de evaluar los casos de sus clientes. “Cada entidad financiera evaluará la nueva realidad económica del deudor para adoptar una decisión frente a las condiciones de la obligación; por esa razón, pensar en incumplir con los pagos de la deuda para obtener una modificación no es una buena opción, pues no se asegura que la entidad vigilada modifique las condiciones en todos los casos”.

Desde el próximo 31 de octubre podrá acercarse a las entidades bancarias y solicitar las respectivas modificaciones. Sin embargo, la SuperFinanciera señaló que se otorgará “un período de transición para que los deudores que en los 30 días anteriores a la entrada en vigencia de la Circular Externa hayan cumplido con los criterios establecidos para solicitar las modificaciones de las que trata esta norma, lo puedan hacer”.

Publicidad

También le puede interesar: Lanzan primera cuenta de ahorros digital en Colombia

Es importante resaltar que estas modificaciones de préstamos con las entidades bancarias no tendrán ningún costo, pero los solicitantes deben acogerse al tiempo de respuesta establecido por cada una de ellas.

Una vez aprobada la modificación, la entidad bancaria está en la obligación de indicarle al deudor las nuevas condiciones (tasas, plazos, etc), costos totales y los efectos de incumplir con la operación.

Debe tener en cuenta que la modificación no rebajará el monto de la deuda. “Esta se realizará sobre el saldo vigente de capital e intereses adeudados al momento de realizar la modificación o reestructuración del crédito”.

Canal1.com.co