Alias Carlos Ciro, con quien la farándula y la gran industria compartían escenarios como promotor de estrellas, era en realidad un capo del Clan del Golfo.