El sobrino del cantante Ricky Martin retiró este jueves la orden de protección temporal que había solicitado contra la estrella puertorriqueña por un supuesto caso de acoso, durante una audiencia celebrada en un tribunal de la capital de Puerto Rico, San Juan.

El familiar del cantante había pedido esa medida, alegando que Ricky Martin y él, un hombre de 21 años, habían tenido una relación y que se sentía en peligro tras su ruptura, unas afirmaciones negadas por el artista y su defensa.

La vista tuvo lugar por la mañana a puerta cerrada y las partes intervinieron por videoconferencia.

La abogada del sobrino, Jessica Bernal, solicitó que se dejara sin efecto la orden de protección emitida el 2 de julio, por lo que el caso quedó archivado.

Como habíamos anticipado, la orden de protección temporal no ha sido extendida por el tribunal“, señalaron los abogados de Ricky Martin en Puerto Rico en un comunicado publicado en la red social Instagram por el cantante.

Según ellos, el caso nunca fue nada más que “reclamos desafortunados de un ciudadano“.

Ricky Martin celebró que el caso en su contra se archivara

El cantante celebró este jueves que la justicia archivara el caso en declaraciones a la cadena NBC News que hizo, según él, para empezar su “proceso de curación“.

Esto “ha sido devastador para mí, para mi familia y para mis amigos. No se lo deseo a nadie“, dijo la estrella, cuyo verdadero nombre es Enrique Martínez Morales.

Según él, no había podido defenderse públicamente de las acusaciones en las últimas semanas porque una ley le prohibía hacerlo antes de declarar ante el juez.

La orden de protección impedía que Martin contactara con su sobrino, una medida impuesta en virtud de la ley puertorriqueña de prevención de la violencia doméstica.

Estamos contentos de que nuestro cliente vio que se hizo justicia y ahora puede continuar con su vida y su carrera“, dijeron los abogados del cantante en su comunicado.

Martin “era un hombre que tenía un peso encima. Por su cara, por su expresión, se notaba que estaba sufriendo mucho“, dijo a la AFP uno de esos letrados, Joaquín Monteserrate Matienzo.

Cuando recibimos la noticia [del archivo del caso] y nos estábamos viendo en cámara, vi el alivio que sintió“, añadió. “Pero el daño es irreparable. Con los días, las semanas, los meses, podrá volver a ser lo que era, aunque el sufrimiento es grande“, agregó.

Información: AFP