La actriz estadounidense, quien es enviada especial de ACNUR a La Guajira para conocer la respuesta humanitaria a la llegada de población venezolana refugiada y migrante, aterrizó en un vuelo Chárter en el aeropuerto Almirante Padilla de Riohacha a las 8:10 de la mañana, pese al hermetismo en torno a su visita, algunos curiosos lograron imágenes que confirman su llegada a la invasión Brisas del Norte, donde permanecen unas 310 familias migrantes venezolanas y colombianas que han retornado luego de la crisis en el vecino país, en este sector que tiene cinco años de fundado dialogó con algunos de sus habitantes a quienes les preguntó, a través de un intérprete, sobre las condiciones en las que viven.

Sobre el mediodía Angelina visitó el Centro de Atención al Refugiado y Migrante de la capital guajira, recién inaugurado por el Canciller Carlos Holmes Trujillo, que cuenta con capacidad para 180 familias migrantes, donde tuvo un encuentro muy especial con los niños.

Luego del recorrido salió ante la mirada de cientos de curiosos y al percatarse de la presencia de algunos menores se acercó a saludarlos. En todo momento se le vio acompañada de la alta comisionada adjunta del ACNUR, Kelly Clements, quien también la acompañará en las reuniones que sostendrá con el Gobierno colombiano, y varias organizaciones que contribuyen en la respuesta humanitaria ante el éxodo de ciudadanos venezolanos.

La actriz mañana muy temprano se trasladará al municipio fronterizo de Maicao, donde visitará el Centro de Atención Integral a Migrantes instalado en esa localidad, posteriormente se reunirá con autoridades locales, y sobre las tres de la tarde ofrecerá una rueda de prensa a medios de comunicaciones para entregar un balance de su visita.

Aldair Rodríguez Suárez