Llegó diciembre y con ello muchos de nosotros rompemos la dieta para gozar de las delicias propias de estas festividades; sin embargo, nuestros perros y gatos no lo deberían hacer, por más que se antojen de lo que comemos.

Pet Food Institute, expertos en el cuidado y bienestar de las mascotas nos explica que los buñuelos, los tamales, el pernil de cerdo, las carnes frias, comidas fritas y los dulces entre otros, son comidas nuevas para las mascotas. Esto quiere decir que es un menú poco recurrente durante el resto de meses del año lo que produce que los alimentos tengan un efecto brusco en el estómago y sistema digestivo de las mascotas. 

¿Qué consecuencias tiene darle comida navideña a su mascota?

El exceso de nueva proteina, carbohidratos y azúcares pueden generar una inflamación de la mucosa gástrica en su mascota causando vómito, diarrea y en el peor de los casos, gastroenteritis.

La acumulación de los carbohidratos en el estómago de las mascotas puede causar un aumento de peso. Al ganar 1 o 2 kilos por el exceso de comida durante la navidad, su mascota puede desarrollar hipertensión, diabetes o inflamación en las articulaciones.

Te puede interesar: Minipigs, las mascotas que se ponen de moda en Colombia

¡Ojo! No son solo alimentos también las bebidas son peligrosas 

“Varias veces han llegado a la veterinaria mascotas intoxicadas a causa del alcohol que sus dueños quieren darle o que por descuido, alcanzan a ingerir”, afirmó el veterinario de Pet Food Institute, Carlos Cifuentes.

Al ingerir cerveza, vino, aguardiente, o cualquier otro licor, las mascotas corren el riesgo de tener algunos de los siguientes daños: afectación en sus habilidades mentales, problemas respiratorios y complicaciones cardíacas.

Esto también significa que las 12 uvas en el año nuevo, no debería ser una tradición para  los perros o gatos ya que esta fruta es tóxica para el sistema urinario de las mascotas. En consecuencia, estos deberán someterse a un lavado estomacal o a tratamiento de desintoxicación.

Mira también: Estos son los diferentes tipos de maltrato animal

¿Es más dañina la comida navideña para perros o  para gatos?

El exceso de todo lo mencionado anteriormente es igual de dañino para ambos. Sin embargo, los gatos le hacen frente a su reputación y son conocidos por tener un paladar más selectivo en la elección de su comida.

Los gatos son menos propensos a sentir atracción por una bebida alcohólica o un chocolate a diferencia de un perro, el cual es más glotón y sentirá ganas de comerse lo primero que le huela bien. Esto hace que se vean mayores casos de intoxicación en perros que en gatos.

No dejes de ver: Estos son algunos tipos de cáncer que los perros pueden detectar