La actriz Addie Andrew ofreció una entrevista en la que habló de su pasado como religiosa, así como las razones que la llevaron a dejar el hábito por la industria de las películas para adultos.

La actual estrella de 30 años de edad le contó al periódico New York Post, que sus padres la llevaron a ser parte de la iglesia mormona de “Jesucristo de los Santos de los Últimos Días” cuando tenía 17 años, donde dice que fue muy “acogedor” pero “estaba reprimida sexualmente”.

Sin embargo, aseguró que su vida pasada y su profesión actual tienen mucho en común.

Añadió que antes de ser monja solo había tenido relaciones íntimas una vez, pero que aún así se aferró a la regla de la abstinencia sexual que profesaba su iglesia

Sin embargo, ahora Addie Andrew piensa que es un problema que se nieguen las relaciones prematrimoniales.

“Lo convierten en un pecado muy grave y algo vergonzoso (…) cuanto más me metí en la religión, más me alejé de mi propia identidad”, indicó Andrew.

La mujer confesó que no volvió a tener relaciones sino hasta los 26 años de edad. “Eres esencialmente una monja, dedicada a tu religión durante ese tiempo”.

Además, agregó que no podía ser sensual en ningún aspecto, ni mirar películas con su familia un sábado o usar un vestido porque era “inmodesta” para los estándares de los mormones.

También le puede interesar: “La política es mi segundo amor”: primeras palabras de exconejita Playboy que busca la Presidencia

¿Qué la hizo tomar la decisión?

Addie relató que el no poder estar en la boda de su hermano hizo que reconsiderara su fe por la religión mormona. Además, extrañaba bailar, actuar y cantar, algunas de sus pasiones antes ser monja.

Así que en el año 2017 se mudó a California (Estados Unidos) para estudiar actuación en la Universidad Brigham Young, pero no pudo encontrar trabajo en esa profesión.

Entonces decidió probar como bailarina exótica y fue allí que se contactó con agentes de la industria para adultos.

Hoy en día, Addie Andrew tiene más de 70.000 seguidores en Instagram y ya fue portada de la revista Penthouse.

Finalmente, también aclaró que su familia ya aceptó su nueva forma de vida. “Mi hermano me dijo: definitivamente no veré tus videos, pero pareces más feliz que nunca, así que apoyo tu decisión”.

Mire en este enlace las fotos que la actriz comparte en redes sociales.