La piel, es esa capa resistente que cubre todo el cuerpo del ser humano, su función principal es proteger de manera uniforme todo el cuerpo, sin embargo,  algunas zonas son más sensibles que otras y por lo tanto merecen más cuidado.

No dejes de ver: Consejos de belleza de la Dra. Carmen Larrazabal 

Como sabemos que el día a día puede ser agotador, que cuentas con poco tiempo y que te preocupa el cuidado de tu rosto, te compartimos 4 mascarillas faciales caseras que puedes hacer con ingredientes que quizá no sabias que podías utilizar en tu rostro y que de seguro están en tu refrigerador. ¡Manos a la obra! 

 

1. Mascarilla de Papaya: Por sus propiedades exfoliantes, esta deliciosa fruta limpia los poros, lo que evita que aparezcan barros o espinillas; además, es buena para sanar infecciones y aclarar la piel.

Tritura un pedazo de papaya y agrega dos cucharadas de yogurt,  aplícala por 20 minutos y enjuaga con agua fría. ¡Tu piel quedará reluciente! 

 

2. Mascarilla de Azúcar: Además de retirar las impurezas superficiales de la piel, el azúcar ayuda en limpiezas profundas con exfoliaciones que eliminan los restos químicos que puedan quedar del maquillaje o de la exposición al ambiente. 

¡Prepararla es muy sencillo!  Mezcla azúcar granulada y aceite de canola o de oliva en partes iguales, luego frótalo sutilmente sobre el rostro por algunos minutos y enjuaga con agua tibia. ¡Te asombrarás con los increíbles resultados! 

 

3. Mascarilla de Yogurt y Fresas : ¡El dúo perfecto para el cuidado de tu rostro! Gracias a sus pequeñas semillas que actúan como exfoliantes para la piel, la fresa es un fruto ideal para mascarillas, por su parte el yogurt ayuda a hidratar e iluminar el tono de piel.

Tritura unas cuantas fresas y colócalas con el yogurt en un recipiente, aplica la mezcla en el rostro y frota suavemente con tus dedos, deja actuar por unos minutos, luego enjuaga y seca. ¡Tendrás una piel suave y radiante en poco tiempo! 

 

4. Mascarilla de Banano: El banano es un gran humectante para la piel por su contenido de vitamina A, también ayuda a mantener una piel joven y radiante por su alto contenido de vitamina C, lo cual aporta a la prevención de arrugas en el rostro. 

Prepara una increíble mascarilla triturando 1 plátano maduro, agrega 2 cucharadas de miel de abeja y el jugo de una naranja o un limón; una vez tengas una pasta consistente, aplícala sobre tu piel durante 15 minutos, finalmente enjuaga con agua fría o agua de rosas. ¡Notarás una piel radiante y rejuvenecida!

Te invitamos a leer: Cómo evitar un accidente cerebrovascular 

Recuerda que tu piel puede ser en extremo sensible, por lo cual te recomendamos aplicar antes de su uso completo, una pequeña parte de la mascarilla en un área del rostro, para verificar que no tengas ninguna reacción alérgica.