Ad
Ad
Ad
Ad
Deportes

La FIFA suspende a Luis Rubiales durante tres años

Pese a que Rubiales ya había sido suspendido por 90 días, esta vez la organización tomó la decisión de ampliar el periodo.

Ad
La FIFA suspende a Luis Rubiales durante tres años
Foto: OSCAR DEL POZO / AFP

La Comisión Disciplinaria de la FIFA ha suspendido durante tres años a Luis Rubiales, expresidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), de todas las actividades relacionadas con el fútbol a nivel nacional e internacional, al entender que infringió el artículo 13 del código del organismo, ha informado esta mañana el máximo organismo del balompié mundial.

Dicha comisión resuelve así el expediente disciplinario abierto contra Luis Rubiales el pasado 24 de agosto tras los hechos acaecidos tras la final del Mundial femenino de Australia y Nueva Zelanda, en la que España se proclamó campeona tras vencer a Inglaterra.

El exmandatario español se tocó los genitales en el palco y posteriormente, durante la entrega de medallas besó en la boca a la jugadora Jennifer Hermoso en el podio.

En un primer momento Rubiales fue suspendido provisionalmente por un periodo de 90 días y este lunes ha recibido la notificación de la decisión de la Comisión Disciplinaria de sancionarle por tres años.

La FIFA suspende a Luis Rubiales

El expresidente de la RFEF, al día siguiente de dicha suspensión provisional, se negó en rotundo a dimitir durante la Asamblea del organismo federativo y reiteró que el beso fue consentido, lo que fue negado por la futbolista que actualmente milita en el Pachuca mexicano y lo que provocó que las jugadoras españolas renunciasen en bloque a jugar en la selección.

“Si continúan los actuales dirigentes”, así como gran parte del equipo técnico del organigrama femenino, salvo Jorge Vilda, por entonces técnico del conjunto campeón mundial, quien, no obstante, al igual que el seleccionador masculino, Luis de la Fuente, lamentó el “comportamiento impropio” del dirigente.

Finalmente, el 6 de septiembre, Jenni Hermoso denunció a Rubiales ante la Fiscalía de la Audiencia Nacional por el beso recibido en la boca y esta se querelló contra el expresidente, quien anunció definitivamente su dimisión cuatro días después en un comunicado publicado en su cuenta de X (antes Twitter).

La FIFA precisa que, según las disposiciones existentes de su Código Disciplinario, Rubiales dispone de diez días para “solicitar una decisión motivada que, en caso de ser solicitada, se publicará posteriormente en legal.fifa.com”, y que la decisión está sujeta a ser recurrida ante el Comité de Apelación.

El máximo organismo futbolístico mundial añade que “reitera su compromiso absoluto de respetar y proteger la integridad de todas las personas y garantizar que se respeten las reglas básicas de una conducta decente”.

¿Por qué suspendieron a Rubiales?

En la ceremonia de entrega de medallas, el presidente de la Federación agarra con sus manos la cabeza de Jennifer Hermoso, la número 10, y le besa de repente en los labios, delante de las cámaras de todo el mundo.

La imagen se hace pronto viral y empieza a generar indignación en todo tipo de ámbitos, incluidos los políticos.

Durante un directo en Instagram difundido desde los vestuarios, donde se le ve muy sonriente, Jenni Hermoso es preguntada por el beso y dice: “¡No me ha gustado, eh!”.

Unas horas después, la Federación Española hace llegar a la prensa unas declaraciones atribuidas a la jugadora según las cuales se trataba de “un gesto mutuo totalmente espontáneo por la alegría inmensa que da ganar un Mundial”.

En un primer momento, Rubiales no calibró la gravedad de la situación: “No hagamos caso de los idiotas y de los estúpidos (…) No estamos para gilipolleces”.

Después se disculpó en un vídeo, estimando que el gesto no tuvo “mala fe” pero que pedía perdón ante el “revuelo” generado “si hay gente que se ha sentido por esto dañada”.

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, denunció el martes 22 de agosto lo que consideraba “un gesto inaceptable” y estimó que las disculpas de Rubiales “no son suficientes” y “no son adecuadas”.

Las condenas se multiplican, desde la Asociación de Futbolistas Españoles pasando por entrenadores, dirigentes de clubes o jugadoras, como la emblemática Megan Rapinoe. Ante esto la Liga Femenina, la liga profesional española femenina de fútbol, reclama la salida de Rubiales.

Con información de EFE

Temas Relacionados:

Ad
Siguenos en Google News