Después de los ataques a las campañas del candidato presidencial Gustavo Petro y del candidato al Senado Álvaro Uribe, se presentaron nuevos hechos de violencia política. En Segovia, Antioquia, un explosivo detonó en la manifestación de la también aspirante al Senado Olga Suárez Mira.

Cinco heridos dejó la detonación de un artefacto explosivo lanzado en el polideportivo del municipio de Segovia, Antioquia, durante el cierre de campaña de los cuestionados congresistas Olga Suárez Mira y Horacio Gallón, candidatos a Senado y Cámara del Partido Conservador.

Ambos candidatos resultaron ilesos.

El viernes 2 de marzo en Cúcuta, el vehículo blindado en el que se desplazaba el candidato presidencial, Gustavo Petro, fue impactado por elementos contundentes que causaron daños en el panorámico, las ventanillas laterales y la puerta trasera.

Al paso de la caravana, decenas de personas gritaban contra el exalcalde de Bogotá.

En el video, grabado desde el interior de la camioneta blindada, se aprecia en primera instancia la ventanilla izquierda en buen estado y segundos después, luego de pasar por uno de los costados del Parque Santander, se notan los resultados de los impactos.

Mientras tanto en Popayán, al otro extremo del país, sucedió algo similar pero con la campaña del otro extremo. Ante la presencia de Álvaro Uribe.

Una manifestación terminó en enfrentamientos de los estudiantes de la Universidad del Cauca con la Policía.

Con cada intervención del expresidente arreciaban las consignas en su contra.

La primera campaña en ser blanco de agresiones violentas fue la de Rodrigo Londoño, de la Fuerza Alternativa del Común, atacada en manifestaciones en Cali y Armenia. La campaña electoral sube en ataques ante el rechazo de todas las corrientes.