Oficialmente se anunció el cierre de las urnas en donde los colombianos eligieron a los congresistas que durante cuatro años legislarán en el país.

La jornada electoral, la más tranquila de las últimas décadas, se vio ensombrecida por denuncias de irregularidades por parte de partidos de izquierda y de derecha en las consultas para escoger candidatos presidenciales que se hacen en paralelo a las elecciones para Senado y Cámara.

Las denuncias de falta de transparencia crecieron a lo largo de la mañana después de que numerosos votantes del partido uribista Centro Democrático y seguidores del izquierdista Gustavo Petro coincidieran en que en los colegios electorales no hubo suficientes papeletas para votar en las consultas interpartidistas.

La falta de papeletas para votar por la derecha ocurre en colegios electorales de Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Manizales, Cúcuta, Montería, Ibagué, Popayán, Bucaramanga, Cartago y otras ciudades del país, lo que llevó al Gobierno a autorizar que se vote con fotocopias para las consultas presidenciales.