Bajo el decreto 430 de 2018, el Ministerio del Interior publicó las medidas para regular los asuntos en torno a las elecciones al Congreso que se llevarán a cabo este 11 de marzo. Este abarca desde la regulación de propaganda política y el cierre en la frontera hasta la difusión de medios de comunicación. 

El primer punto que define el ministerio tiene que ver con las trasmisiones; los programas, entrevistas o ruedas de prensa en donde aparezcan candidatos y dirigentes políticos, estos “deberán realizarse dentro de los parámetros del respeto a la honra, el buen nombre y a la intimidad de los demás aspirantes y de las personas en general, de manera que en ningún momento perturben el desarrollo normal del debate electoral, obstaculicen la acción de las autoridades electorales o constituyan factor de alteración del orden público”.

Establece además que “durante el día de elecciones no podrán ponerse nuevos carteles, pasacalles, vallas y afiches destinados a difundir propaganda electoral, así como su difusión a través de cualquier tipo de vehículo terrestre, nave o aeronave”. La publicidad que se distribuya ese día, será decomisada. 

El artículo 6 del decreto establece que “los ciudadanos que padezcan limitaciones y dolencias físicas que les impidan verse por sí mismos, podrán ejercer el derecho al sufragio acompañados hasta el interior del cubículo de votación, sin perjuicio del secreto del voto».

Sobre los sondeos electorales, el decreto indica que “el día de las elecciones, los medios de comunicación no podrán divulgar proyecciones con fundamento en los datos recibidos, ni difundir resultados de encuestas sobre la forma cómo las personas decidieron su voto o con base en las declaraciones tomadas a los electores sobre la forma cómo piensan votar o han votado el día de las elecciones”.

El uso de los celulares y las cámaras en los puestos de votación no está permitido.