El candidato del Partido Liberal, Humberto de la Calle, estuvo en Santander de Quilichao al norte del departamento del Cauca, zona fuertemente afectada por el conflicto armado.

El exnegociador de paz explicó que tras la firma de los acuerdos, lo que viene para estas comunidades es que no sean tratadas como grupos marginados olvidados por el Estado.

“Es que aquí sí saben lo que es el plan pistola y los secuestros, lo que significaba la mutilación tanto de soldados como campesinos, es que cuando hablamos de ocho millones de víctimas es en serio y después lo que viene es vencer la inequidad. Por eso yo quiero mirar primero a las zonas más pobres y colocarlas al nivel del resto de Colombia”, manifestó.

En su recorrido, De la Calle se refirió a la recompensa que Estados Unidos mantiene vigente  contra 15 líderes de la exguerrilla de las Farc, incluidos Timochenko e Iván Márquez. 

“Hasta donde sé, es una información anterior al proceso. Al Gobierno le corresponde por vías diplomáticas aclarar esto. Siempre tuvimos un gran apoyo de Estados Unidos al proceso, incluso del presidente Trump. Yo confío que es algo del pasado que hay que aclarar”, añadió.

Humberto de la Calle se refirió a los casos de agresiones contra menores de edad, señaló que su propuesta es la cadena perpetua.

“Yo propuse la cadena perpetua, no propongo la pena de muerte porque me parece que hay un problema filosófico muy profundo de la naturaleza de la vida. Pero cadena perpetua sí y mayor eficacia de la justicia”, agregó.

Sin embargo, aseguró que plantearía del debate de pena de muerte.

“Yo parto de una base filosófica diferente, pero claro que hay que debatir y escuchar, yo estoy abierto a escuchar opciones pero sí parto de una base de respeto a la vida”, concluyó.

El candidato finalizó su recorrido por el Cauca en Popayán, capital del departamento.

Javier Ramírez