Según testigos, un grupo de sujetos encapuchados, entre ellos dos mujeres, llegaron a la sede del candidato presidencial Iván Duque, ubicada en el centro de Bucaramanga y tras intimidar con amenazas de muerte a los asistentes en el lugar, pintaron las paredes con insultos.   

“Cuando yo me di cuenta reaccioné y los perseguí a cogerlos; hubiera cogido uno le hubiera dado de baja, entonces cuando ya los tenía como se dice a tiro, me salieron cuatro más armados con armas blancas, obviamente pues me tocó retirarme de la persecución para evitar una baja en contra mía”, manifestó Luis Alfonso Ruiz, testigo.

Por su parte, la directora de la sede, Ángela Jiménez, dijo: “Desafortunadamente vinieron un grupo de jóvenes, una niña traía cubierto su rostro y colocaron todos estos grafitis acá en la sede, una sede que estamos trabajando políticamente por el derecho a nuestra democracia e hicieron unas amenazas de muerte con el personal que trabaja aquí en la sede”.

Las autoridades no se han pronunciado sobre el hecho, entretanto las directivas de la campaña pidieron protección.

Queremos una protección, queremos que nos den protección porque estamos en la libertad de democracia y queremos terminar nuestro acto electoral con paz y tranquilidad

agregó Jiménez.  

Este es el primer incidente de ataques a sedes políticas presidenciales que se registra en la capital de Santander. La Policía redobló su pie de fuerza en todas las sedes de campaña de la ciudad, por el hecho no se han reportado capturas.

Ana Mercedes Ariza